Revista Propiedades - Espacios que cuentan historias

Revista Propiedades - Espacios que cuentan historias

Publicado originalmente en Revista Propiedades - diciembre 2020.

La narrativa se apodera de todos los ámbitos de la vida, incluso de la decoración. Para el diseñador David del Valle los objetos que entraron en el hogar en 2020 y entrarán en 2021 deben tener una historia que contar. Puede ser que su diseño hace referencia a un pasado común, o que fue adquirido en un viaje, es hecho por artesanos que trabajan en una técnica ancestral o es de una marca local.

Después de pasar tanto tiempo en casa y realmente vivirla, aparece la necesidad de reformarla, en especial la sala, que se convierte en lugar de trabajo, entretenimiento y descanso. El diseño de iluminación y los colores neutros son fundamentales para lograr la flexibilidad que permite completar todos estos objetivos, además, hay una búsqueda por lo natural.

Los consumidores están cada vez más informados, entonces temas como los materiales y la proveniencia de los objetos pesarán más en la decisión de compra, sobre todo en la búsqueda por la sostenibilidad como concepto total, es decir, no solo en términos ambientales —por ejemplo dejando el plástico afuera y buscando favorecer el consumo local que significa menos emisiones de CO2 en términos de transporte— sino que busca beneficiar a comunidades de artesanos o emprendedores locales, así eso signifique pagar un precio más alto.

Los compradores también sabrán percibir cuándo un producto solo se está disfrazando tras la etiqueta “eco” y en realidad no está aportando más que ingresos a la empresa que lo produce, pues tanto el consumidor como el estado empezarán a ser más exigentes con los productores en estos términos alrededor del mundo.

Estas decisiones de compra que permiten contar una historia o comenzar una conversación es lo que se prefiere pues los individuos buscan sentirse más únicos. Por eso, según Del Valle, ha aumentado la búsqueda de un diseño interior personalizado, donde los clientes se sientan a compartir sus gustos e historia personal con un diseñador que les pueda brindar espacios que realmente los representan, lejos de la tendencia a tener áreas decoradas con inspiraciones de redes sociales y objetos producidos en masa que terminan por uniformar todos los hogares.

Para David, también ha cambiado la mentalidad de las personas con respecto al valor de las cosas, cada vez se entiende más por qué un objeto artesanal o de diseño local es más costoso. Aunque todo esto corresponde a tendencias, el diseñador anhela que se convierta en una cultura y cada vez haya mejores opciones de compra.

 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published